lunes, 5 de octubre de 2009

TLC ¿A QUIÉN BENEFICIAN?

Los Tratados de Libre Comercio (TLC) firmados por Panamá no han cumplido las expectativas. Al menos los exportadores no han logrado sacarle el mayor provecho. Y las cifras no mienten. El caso de El Salvador cuyo convenio comercial con Panamá entró en vigencia el 11 de abril del 2003, es un buen ejemplo. Un año antes de la firma del convenio, en el 2002, Panamá envió mercancía a ese país por el orden de los 7.6 millones de dólares e importó de ese país bienes por 46.4 millones de dólares. En el 2008, cinco años después de entrar en vigencia el TLC, Panamá exportó 7.5 millones de dólares, mientras las los salvadoreños introdujeron al país mercancía por 93.4 millones de dólares.

En el caso de Singapur cuyo convenio comercial entró en vigencia el 24 de julio de 2006, la historia no es diferente. En el 2005 Panamá exportó a ese país productos por 72.8 millones de dólares, el año pasado el monto subió a 92.9 millones de dólares, un leve aumento. Pero Singapur que en el 2005 exportaba a Panamá mercancía por el orden de lo 1,782.5 millones de dólares, luego del TLC elevó esa cifra a 2,820.2 millones de dólares. Similar situación ha ocurrido con Chile y Taiwán. (Ver gráfica).

Al parecer firmar acuerdos comerciales con Panamá se ha convertido en un negocio redondo para las contrapartes. El ministro de Comercio e Industrias (MICI), Roberto Henríquez, señala que se trata de “una realidad que no puede ocultarse”. Henríquez considera que en este tema no se puede responsabilizar solo a los gobiernos y apunta que ha faltado algo de pericia de los exportadores y del sector privado. “La responsabilidad de las exportaciones es de la empresa privada y de los exportadores, porque el gobierno es un facilitador”, recalca el funcionrio.

Si se parte del hecho de que los TLC son instrumentos que ponen a prueba la competitividad de los sectores productivos, entonces queda mucho por hacer en este punto. Y más cuando el país está a la espera de que el Senado de EEUU ratifique el convenio comercial que ambas naciones firmaron y cuando Panamá participa en las negociaciones para un convenio de asociación de la Unión Europea (UE), los bloques comerciales más importantes del planeta.

Panamá también mantiene convenios vigentes, pero más recientemente con Guatemala, Honduras, Costa Rica y Nicaragua. El presidente de la Asociación Panameña de Exportadores (APEX), Máximo Gallardo, considera que varios factores han incidido en el mal aprovechamiento de los TLC y menciona a la crisis internacional, ya a la limitada oferta exportable de Panamá. Gallardo considera que para mejorar esta situación se tiene que llevar el tema de exportación como un asunto de Estado. Para el 2009 la situación no será mejor, ya se prevé que las exportaciones caerán un 50%.

Fuente: La Estrella de Panamá, 14 de septiembre de 2009.


ACUERDO CON LA UE ESTÁ PARALIZADO

Las negociaciones para el acuerdo de asociación entre la Unión Europea (UE) y Centroamérica, fueron oficialmente suspendidas y no existe fecha para retomar el proceso. La principal razón: la crisis política que vive Honduras tras el golpe de Estado al gobierno del presidente depuesto, Manuel Zelaya. Así lo confirmó el nuevo embajador de la Comisión Europea para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, quien dijo que ambas partes [Europa y Centroamérica] coincidieron en que es muy difícil prescindir de la presencia de Honduras en la continuación de estas negociaciones.

Las negociaciones estaban bastantes adelantadas luego de la celebración de ocho rondas. Incluso el cronograma establecía que el acuerdo final debía estar listo para agosto pasado, pero ello se entorpeció por la crisis hondureña. Sin embargo, Goldstein señaló que no se ha perdido la esperanza de que para el próximo año las diferencias hayan sido resueltas, y entonces pueda firmarse el acuerdo entre ambos bloques de países.

Goldstein añadió que la suspensión del proceso ha servido para llevar a cabo reuniones a nivel técnico, con el fin de aclarar algunos puntos de la propia negociación. El embajador de la Comisión Europea también reveló que antes de que se suspendiera el proceso, habían logrado grandes avances en la elaboración de una fórmula para que Panamá se incorporara a la negociación del acuerdo de asociación con la región, aunque no fuera parte –como lo ha anunciado– del Parlacen.


Integración a SIECA no será al 100%

El Gobierno panameño se ha abstenido, hasta la fecha, de dar detalles acerca de las opciones que está considerando para integrarse económicamente a Centroamérica, el único requisito que debe cumplir Panamá para poder ser parte del acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE). Todo se resume a firmar el famoso acuerdo de Guatemala, cuya implementación coordina la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) que define el marco del proceso de integración.

Mendel Goldstein, embajador de la Comisión Europea para la región, reveló por primera vez las interioridades del caso panameño. Indicó que hay bastantes acercamientos para que Panamá llegue a un acuerdo con SIECA como miembro “no entero”. Es decir, Panamá no estará comprometido a adoptar todos los acuerdos económicos que tiene la región.

Antes de esa propuesta, los países del SIECA solo consideraban darle a Panamá unos plazos más flexibles para adoptar sus acuerdos, que incluyen la parte arancelaria y aduanera. “Panamá es un socio muy importante para la región. Vamos a hacer todo lo posible para que esté dentro del acuerdo de asociación”, aseveró Goldstein.
El embajador también afirmó que la salida de Panamá del Parlamento Centroamericano, no debería afectar el proceso de negociación para que Panamá sea admitido en el SIECA bajo otra figura. “El Parlacen es un factor importante en la negociación. La salida de Panamá de este estamento es una decisión que debe examinar la región”, comentó Goldstein. La Cancillería panameña ha señalado que la salida del Parlacen es una determinación. Sin embargo, el SIECA debe analizar la solicitud de Panamá y tomar una decisión.

PANAMÑA Y CENTROAMÉRICA MAS CERCA DE LA INTEGRACIÓN

El camino es largo, pero Panamá sigue avanzando en la integración con los países de Centroamérica y aunque todavía no pertenece a la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), participa en las reuniones como país observador. Con la ratificación en tercer debate del acuerdo comercial bilateral con Nicaragua culmina la primera fase que exigía a Panamá la firma de tratados comerciales con El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Nicaragua. La firma del acuerdo comercial con el último país que restaba “es la antesala para entrar más de frente con la integración”.

Todavía faltan otras negociaciones y no será una realidad en el futuro inmediato. Pero Panamá tiene que manifestar su intención para integrarse al bloque centroamericano”. Los acuerdos bilaterales comerciales no son el fin en el proceso de integración, pues el siguiente paso son los tratados multilateral y que las naciones centroamericanas vayan alineadas al libre comercio en la región. Para llegar a este punto se debe acordar topes arancelarios iguales entre los países.

Pero los objetivos de SIECA no se limitan solo en los temas comerciales entre los países de la región, sino en la unificación de los procesos financieros, aduaneros, laborales, transporte, jurídico y político. Se establecen parámetros regionales, para que haya una uniformidad en todos los países. Entre los temas pendientes en las negociaciones se incluye un centro financiero regional, pero en la práctica es sumamente complejo por la diferencia en las monedas y las políticas monetarias de los bancas centrales.

No obstante, hay sectores que no se sienten satisfechos con las firmas de los tratados comerciales al asegurar que no se han aprovechado adecuadamente. Algunos consideran que el país está en desventaja para exportar sus productos, pues no existe un adecuado apoyo del gobierno. Sin embargo, formar parte del SIECA es importante para que el país no quede aislado y pueda en un futuro formar parte de las negociaciones con la Unión Europea (UE).

Entra en vigencia el TLC entre Panamá y Guatemala

Tras 10 años de negociaciones, el 22 de junio de 2009 comenzó a regir el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Guatemala y Panamá. Según el Ministro de Economía de Guatemala, Rubén Morales, los más beneficiados por el TLC serán los del sector de alimentos. La industria guatemalteca de alimentos es más desarrollada, y tiene una buena plaza en Panamá, aseveró. También existen oportunidades para otras áreas industriales, como el de pinturas, construcción e inversión.

Se estima que de enero a abril del 2009, Guatemala ha vendido a Panamá US$56 millones; frente a los US$128 millones que el país ha importado de aquella nación. Los productos que Guatemala envió a Panamá, en el 2008, fueron medicinas, detergentes, jabones, cereales, perfumes, cosméticos, grasas y aceites.

PANAMÁ BUSCA AMPLIAR ACUERDO COMERCIAL CON REPÚBLICA DOMINICANA

Panamá busca ampliar acuerdo de relaciones comerciales con República Dominicana. Las autoridades comerciales panameñas iniciarán una consulta con los sectores empresariales e industriales panameños para mejorar el acceso al mercado de la nación caribeña. El proceso de acercamiento con República Dominicana empezó en diciembre de 2008.
Panamá inicia proceso comercial con R. Dominicana

El Ministerio de Comercio e Industria de Panamá realizará la sesión de consulta de validación para avanzar en las negociaciones de ampliación del acuerdo suscrito entre Panamá y República Dominicana. El proceso tiene como objetivo aumentar los listados de productos que actualmente se encuentran sujetos al acuerdo bilateral.

Actualmente más del 80% del comercio panameño con República Dominicana se realiza al margen del acuerdo negociado y consecuentemente en condiciones menos preferenciales a diferencia de algunos socios de la región, lo que hace al país menos competitivo.

El intercambio comercial con la República Dominicana durante el 2008 ascendió a $72 millones, de los cuales, $55 millones fue en importaciones y $17 millones en exportaciones.

Muchos productos de los cuales actualmente no gozan de ninguna preferencia arancelaria están: refrigeradores, jugos de frutas, y nuggets de camarón.

Entre los bienes exportados hacia el socio comercial sobresalen, la carne de pescado frescos, congelados y filetes de pescado, plomo en bruto con antimonio, cizallas para metales, huevos para incubación, jugos, condimentos y sazonadores.

Los principales productos bajo comercio corriente, que se importan desde ese mercado se encuentran: concreto de hierro y acero, alambre de hierro o acero yeso natural entre otros.

Panamá y RD son socios aventajados

Los gobiernos de Panamá y República Dominicana desarrollan una agenda común con miras a fortalecer el comercio bilateral y aprovechar sus estratégicas posiciones geográficas. Las relaciones comerciales entre República Dominicana y Panamá han tomado un nuevo rumbo.

Los empresarios ligados al comercio exterior de cada nación han puesto en sus agendas el intercambio de negocios entre ambas naciones, lo cual fue iniciado formalmente por ambos Estados el 17 de julio de 1985 con la firma del tratado comercial, cuya aplicación se quedó rezagada y no fue aprovechado en las dimensiones esperadas.

En los últimos ocho años la historia es totalmente diferente. La apertura comercial ha sido la clave para que dominicanos y panameños comiencen a ver las ventajas de estrechar los lazos comerciales, principalmente porque es una alternativa segura para impulsar el desarrollo de ambos pueblos.

Según un informe sobre el acuerdo de libre comercio entre Panamá y República Dominicana, la balanza comercial muestra en los últimos años un saldo favorable para el país centroamericano, excepto en los años 2004 y 2007 en las que el balance fue positivo para los dominicanos.

En el 2004 se registró una importación importante de barras y varillas deformadas para reforzar concreto de hierro y acero por un valor de US$8.4 millones, comparada a la del período anterior la cual fue de US$1.9 millón, producto de la expansión del sector construcción en el país.

En el 2007 Panamá importó desde República Dominicana cajas plásticas con divisiones para botellas por un valor de US$4.8 millones y los demás alambres de hierro y acero sin alear por US$1.1 millón.

Las importaciones han crecido desde el 2001

Las importaciones panameñas desde República Dominicana muestran un crecimiento en los últimos años, alcanzando una variación absoluta de US$8.6 millones del 2003 al 2007, con una diferencia relativa positiva de 133.4%, producto de un mayor movimiento comercial y también sumado a las importaciones adicionales que se han realizado en los últimos años.

Entre las importaciones corrientes de Panamá que más figuran se encuentran las barras y varillas deformadas, ingredientes para la prelación de alimentos, alambre de hierro o acero, yeso natural, cementos sin pulverizar, premezclas, carbón vegetal, tubos plásticos como juntas, codos, láminas, hojas y tiras, entre otros.

Industrias pelean el mercado del vidrio.

República Dominicana no aplicará medidas temporales de salvaguardia contra productos de envases de vidrios producidos en Panamá, según el Ministerio de Comercio e Industrias de Panamá (MICI).

El acuerdo se dio luego de que el MICI presentará argumentos de oposición ante la Comisión Reguladora de Prácticas Desleales en el Comercio y sobre Medidas de Salvaguardias de la República Dominicana. Las medidas de salvaguardia se utilizan como arma de defensa contra daños graves a la producción nacional y por este medio se puede autorizar a los países a restringir temporalmente las importaciones.

TLC CON CANADÁ A UN PASO

El presidente, Ricardo Martinelli, y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, firmaron el 11 de agosto del presente año el acta de conclusión de las conversaciones para dar paso a la firma oficial del tratado de libre comercio (TLC) entre ambas naciones. El acuerdo, que posteriormente debe ser ratificado por los órganos legislativos de ambos países, permitirá que Panamá ingrese a un mercado de 33 millones de consumidores.

Martinelli señaló que el tratado construye una amplia carretera para nuestros productos exportables y los servicios que prestamos, como productos del mar, artículos de cerámica, entre otros. Harper se mostró complacido por las negociaciones, reconoció los atractivos que ofrece Panamá a los inversionistas extranjeros y elogió el liderazgo del país en la región.

Ahora el acuerdo seguirá el curso legal previo antes que los gobiernos lo presenten a sus respectivos órganos legislativos para su ratificación. Resaltó que espera que este acuerdo con la segunda nación más grande del mundo genere más empleo a los panameños.

Con este TLC se espera aumentar las exportaciones de Panamá a Canadá (ascendieron a $3.4 millones en 2008). Actualmente Panamá exporta a Canadá frutas y aceite de pescado. Sin embargo, con la firma de este TLC los productos del mar, pisos de parqué de madera, entre otros, tendrán acceso inmediato.

CONTENIDO