lunes, 5 de octubre de 2009

ACUERDO CON LA UE ESTÁ PARALIZADO

Las negociaciones para el acuerdo de asociación entre la Unión Europea (UE) y Centroamérica, fueron oficialmente suspendidas y no existe fecha para retomar el proceso. La principal razón: la crisis política que vive Honduras tras el golpe de Estado al gobierno del presidente depuesto, Manuel Zelaya. Así lo confirmó el nuevo embajador de la Comisión Europea para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, quien dijo que ambas partes [Europa y Centroamérica] coincidieron en que es muy difícil prescindir de la presencia de Honduras en la continuación de estas negociaciones.

Las negociaciones estaban bastantes adelantadas luego de la celebración de ocho rondas. Incluso el cronograma establecía que el acuerdo final debía estar listo para agosto pasado, pero ello se entorpeció por la crisis hondureña. Sin embargo, Goldstein señaló que no se ha perdido la esperanza de que para el próximo año las diferencias hayan sido resueltas, y entonces pueda firmarse el acuerdo entre ambos bloques de países.

Goldstein añadió que la suspensión del proceso ha servido para llevar a cabo reuniones a nivel técnico, con el fin de aclarar algunos puntos de la propia negociación. El embajador de la Comisión Europea también reveló que antes de que se suspendiera el proceso, habían logrado grandes avances en la elaboración de una fórmula para que Panamá se incorporara a la negociación del acuerdo de asociación con la región, aunque no fuera parte –como lo ha anunciado– del Parlacen.


Integración a SIECA no será al 100%

El Gobierno panameño se ha abstenido, hasta la fecha, de dar detalles acerca de las opciones que está considerando para integrarse económicamente a Centroamérica, el único requisito que debe cumplir Panamá para poder ser parte del acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE). Todo se resume a firmar el famoso acuerdo de Guatemala, cuya implementación coordina la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) que define el marco del proceso de integración.

Mendel Goldstein, embajador de la Comisión Europea para la región, reveló por primera vez las interioridades del caso panameño. Indicó que hay bastantes acercamientos para que Panamá llegue a un acuerdo con SIECA como miembro “no entero”. Es decir, Panamá no estará comprometido a adoptar todos los acuerdos económicos que tiene la región.

Antes de esa propuesta, los países del SIECA solo consideraban darle a Panamá unos plazos más flexibles para adoptar sus acuerdos, que incluyen la parte arancelaria y aduanera. “Panamá es un socio muy importante para la región. Vamos a hacer todo lo posible para que esté dentro del acuerdo de asociación”, aseveró Goldstein.
El embajador también afirmó que la salida de Panamá del Parlamento Centroamericano, no debería afectar el proceso de negociación para que Panamá sea admitido en el SIECA bajo otra figura. “El Parlacen es un factor importante en la negociación. La salida de Panamá de este estamento es una decisión que debe examinar la región”, comentó Goldstein. La Cancillería panameña ha señalado que la salida del Parlacen es una determinación. Sin embargo, el SIECA debe analizar la solicitud de Panamá y tomar una decisión.

CONTENIDO