lunes, 21 de septiembre de 2009

PANAMÁ ENTRE LOS PAÍSES MÁS COMPETITIVOS DE LA REGIÓN

El Foro Económico Mundial (FEM) lanzó el día de hoy su Informe de Competitividad Global 2009–2010. En el Índice de Competitividad Global (ICG), Panamá se ubica en la posición 59 del ranking de 133 países. Ahora bien, si se considera una muestra común de países entre el reporte del año pasado y este año (en total 133 países) notamos que Panamá ha descendido una posición, sin embargo, se mantiene como una de las economías más competitividad de América Latina y El Caribe. Tan sólo Chile, Puerto Rico, Barbados, Costa Rica y Brasil se encuentran por encima de Panamá en la Región.

Panamá ya superó la etapa de ser una economía orientada por factores y recursos naturales para ser una economía orientada por la eficiencia, donde la educación, la eficiencia de los mercados financieros, laborales y de bienes, la preparación tecnológica y el tamaño del mercado juegan un rol fundamental en el crecimiento de la competitividad del país.

Destacan como ventajas a nivel institucional, el respeto a los derechos de propiedad (50) y también la baja carga de la regulación por parte del gobierno (35). Son retos importantes a superar, alcanzar una mayor independencia del poder judicial (103), y mayor confianza en la policía por parte de la población (103).

El desarrollo de infraestructura es un área donde el país se encuentra bien posicionado aunque con retos por delante. Son reconocidas la calidad de la infraestructura portuaria (18) y la infraestructura de transporte aéreo (32). Se perciben como débiles, sin embargo, la calidad de caminos (62), la infraestructura ferroviaria (62), y la penetración de telefonía fija (77).

En el tema macroeconómico, destacan un superávit fiscal que ubica al país en la posición 38 en este indicador. La deuda del gobierno (82) y la inflación son los retos más importantes (74). En salud y educación, el país cuenta con una expectativa de vida alta (38) y una de las tasas más altas a nivel mundial de participación en la escuela primaria (19). Sin embargo, la calidad de la educación en este nivel se percibe deficiente. El gasto en educación, por su parte, necesita incrementarse a los niveles per cápita de los países más desarrollados.

En el mercado laboral, existen retos importantes con una alta rigidez en el empleo (127) y regulaciones inflexibles que afectan la libre contratación y despido (109). El mercado financiero, por su parte, es bastante sofisticado y es fácil el acceso a préstamos (15), el financiamiento mediante el mercado local de acciones (31) y la disponibilidad de capitales de riesgo (16). El país opera con libertad en el flujo de capitales (39), la regulación del mercado de valores es sofisticada (22) y banca se percibe sólida (9).

En tecnología e innovación, es reconocido el aporte de la inversión extranjera directa como fuente importante de transferencia tecnológica (posición 12). Son necesarios, sin embargo, mayor cantidad de computadores personales (posición 86), usuarios de Internet (posición 70) y mayor disponibilidad de últimas tecnologías (posición 67).

Finalmente, Panamá tiene diversas ventajas en la sofisticación de su sector empresarial, un buen estado desarrollo de clusters (43), uso del mercadeo (29), y disposición de la gerencia a delegar autoridad (35). También, la ventaja competitiva del país (33) con cada vez más productos y servicios diferenciados es también una ventaja.

No hay comentarios:

CONTENIDO