lunes, 2 de febrero de 2009

EL EUROCERTIFICADO SE CONVIERTE EN LEY DE LA REPÚBLICA

El presidente, Martín Torrijos, sancionó el 26 de enero la ley que crea el certificado de incentivos a las exportaciones, denominado eurocertificado con el cual el Gobierno pretende compensar las pérdidas de las preferencias arancelarias de la Unión Europea. La medida, según estimaciones del Gobierno, supondrá un sacrificio al Estado de entre $9 millones y $10 millones.

Los denominados eurocertificados pretenden beneficiar a los exportadores que acrediten su participación en alguno de los programas de mejoramiento tecnológico, administrativo o de fomento a la competitividad de las exportaciones hacia el continente europeo. Este incentivo se mantendrá vigente hasta que la Unión Europea conceda a la República de Panamá el Sistema Generalizado de Preferencias Arancelarias Plus (SGP+) o a más tardar, hasta el 30 de junio de 2010 ó lo que ocurra primero.

Lo anterior se da en virtud de la aprobación del proyecto que establece el certificado de incentivo a la exportación denominado eurocertificado, el cual modifica la Ley 108 de 1974. El proyecto incluye un paquete de incentivos a las exportaciones, con el propósito de aumentar los beneficios de los Certificados de Abono Tributario (CAT) y promover el ingreso de los productos panameños en el mercado europeo a través de bonos.

Los beneficiarios de este nuevo incentivo a la competitividad de las exportaciones serán los exportadores de productos frescos o procesados, elaborados total o parcialmente en el país, de los sectores agrícolas, acuícola y pesca, cuyas empresas exportadoras cumplan con los requisitos exigidos por la ley. (1)

La principal preocupación de los exportadores era el tiempo de entrega de los eurobonos, ya que se había dicho anteriormente que estos funcionarían igual a los certificados de abono tributario (CAT). Los eurocertificados funcionarán como los CAT en el sentido de que servirán para pagar impuestos, y con ellos se podrán realizar los traspasos que se realizan actualmente en el mercado. Por ejemplo, esto permitirá que los exportadores los utilicen para obtener financiamiento de parte de bancos.

La solicitud del eurocertificado es sencilla. Con la información del embarque, el código arancelario del producto exportado y el monto que corresponde pagar en aranceles, se podrá presentar. “Sobre ese código arancelario se reconocerá la diferencia arancelaria”. El comprobante que requerirá es la declaración de liquidación.

Se ha manifestado la preocupación de que se denuncie ante la Organización Mundial de Comercio que el Estado está subvencionando a los exportadores panameños, lo que pudiera provocar represalias y pérdidas a los exportadores.

Según las autoridades panameñas, el eurobono no se está planteando como un subsidio, sino como una compensación por la falta de una ventaja que tienen los exportadores de otros países. Por ello, es improbable que sea admitida una demanda, o si se hace, que prospere. (2)

Las exportaciones de bienes agrícolas e industriales panameños se han incrementado en alrededor de 26%. Pasaron de 800 millones de dólares en el año 2003 a 1, 200 millones en el año 2007. De igual forma, los productos tradicionales como el camarón generaron 112 mil 500 empleos indirectos y 41 mil 500 directos con la utilización de 8, 300 hectáreas
Fuentes
Crítica, 19 de enero de 2009.
La Prensa, 22 de enero de 2009.


CONTENIDO