jueves, 20 de noviembre de 2008

PANAMÁ AÚN TIENE MUCHO QUE HACER PARA UN ACUERDO CON LA UNIÓN EUROPEA

Si Panamá quiere concretar el Acuerdo de Asociación Unión Europea (UE) -América Central (Ada), aún tiene mucha tela que cortar: Integrarse a la Secretaría de Integración Económica Centroamericana. El país también debe establecer un mecanismo jurisdiccional, aprobar el tratado con Centroamérica de servicios e inversión y firmar un acuerdo sobre Unión Aduanera, tal y como lo comprometió en la Cumbre de Viena. También es necesario diversificar la oferta exportable a la UE, cumpliendo con los altos estándares europeos.

Aunque faltan muchos aspectos que fortalecer, dos de los tres pilares están casi cerrados: los aspectos políticos, y de cooperación. En la parte comercial aún se analizan qué productos serán incluidos en las negociaciones. Panamá tiene una situación particular. Tiene aranceles suscritos con la Organización Mundial del Comercio (OMC) que no pueden ser eliminados, pero que sí pueden ser modificados. Además de estos aranceles, es necesario evaluar la libre circulación de la mercadería entre Panamá y Centroamérica; al igual que el establecimiento de un arancel externo común, que es uno de los requisitos de la UE para concretar el acuerdo.

Es necesario que se concrete el convenio, para que el país siga siendo competitivo para el mercado europeo. De nada sirve tener una buena logística, si no se tiene el acuerdo de asociación que incluye entre otras cosas un tratado de libre comercio. Si las conversaciones se mantienen al mismo paso, en 2009 se concretaría el acuerdo entre Centroamérica y la UE, pero no sería hasta el 2011 ó 2012 cuando se vislumbren los beneficios, período en el cual ya deben haber ratificado el convenio todas las partes.

Persiguiendo el cierre de las negociaciones, se realizará en diciembre una minironda comercial en Bruselas, Bélgica. En enero la ronda incluirá todos los aspectos y se realizará en el mismo país europeo. Pero en marzo de 2009 Honduras, país vocero de Centroamérica en las conversaciones con la UE, será sede de la que se espera sea la ronda final del Ada.

En las negociaciones no han existido conflictos. El único aspecto que tiene que renegociarse es la gestión de migración, para evitar algún tipo de desacuerdo. Los intereses entre la Unión Europea y Centroamérica para formular un Acuerdo de Cooperación fueron anunciados durante la IV Cumbre de Jefes de Estado de la UE- América Latina y el Caribe, celebrada en Viena a mediados de mayo del 2004.

La Unión Europea (UE) tiene un gran interés en que Panamá se integre al acuerdo de asociación que realiza con América Central. Esto facilitaría que la UE pudiera invertir en los megaproyectos, telecomunicación, en el sector financiero y ofrecer mejorías en las oportunidades de consumo a los europeos.

Actualmente Panamá es observador de los acuerdos en aspectos políticos, de cooperación y comerciales que adelanta la UE con Centroamérica. Mientras que entre las oportunidades que surgirían para el país, se destacan el crecimiento de los flujos comerciales y el acceso al mercado europeo, además de la consolidación de integración con Centroamérica y la protección de los intereses nacionales.
Algunos de los beneficios que recibiría el país, de acuerdo con los negociadores de la Unión Europea, sería ocupar un papel importante a nivel internacional, tanto en estabilidad política como en mejoras en el desarrollo económico. Durante la quinta ronda de negociación, realizada en Guatemala, se obtuvo un avance significativo en el área política y cooperativa, mientras que el área comercial se encuentra rezagada. Esto se debe a que incluye demasiados aspectos técnicos que deben ser evaluados con mayor atención.
Fuentes:
La Estrella de Panamá, 31 de octubre de 2008.
El Panamá América, 30 de octubre de 2008.

No hay comentarios:

CONTENIDO