viernes, 26 de octubre de 2007

MEDIDA DE SALVAGUARDIA


En reunión ordinaria ante el Comité de Salvaguardias de la Organización Mundial de Comercio, Panamá sustentó los aspectos relevantes de sus medidas de salvaguardias definitivas para las películas plásticas impresas, confirmó un comunicado del Ministerio de Comercio e Industria. Las autoridades comerciales panameñas argumentaron que la decisión de aplicar una salvaguardia por un año contra las importaciones de dos tipos de empaques de plásticos, procedentes de Perú y Colombia, busca proteger a la industria nacional.


El Consejo de Gabinete aprobó una salvaguarda definitiva contra las importaciones de empaques de plástico de polipropileno flexible y policloururo de vinilio (pvc). La medida, que estará vigente hasta abril de 2008, establece una sobretasa arancelaria de 48.4% sobre el arancel de 6% que tiene actualmente el polipropileno flexible, y otra de 63.8% para los empaques de pvc. Desde abril de este año, estaba vigente una salvaguarda transitoria que ha sido tomada en cuenta como parte de la protección de 12 meses.


La protección se aprueba luego de la recomendación de la oficina de Protección Comercial del Ministerio de Comercio e Industrias, que analizó la denuncia de la empresa Celloprint, S.A. sobre la existencia de importaciones masivas del producto de Perú y Colombia.


El conflicto comercial que mantienen las empresas Celloprint S.A. y Productos Alimenticios Pascual S.A. comenzó con un Decreto de Gabinete que interpuso una medida de salvaguardia temporal sobre materiales plásticos preimpresos importados principalmente de China, Perú y Colombia, utilizados para empacar productos de consumo masivo, como galletas y caramelos. Con el Decreto N° 7 los aranceles de importación para las películas de polipropileno en monocapa impresa pasaron de un arancel de 6% a 59.9% y el PVC impreso de 0% arancel pasó a 79%.

Es la primera vez que en Panamá se otorga este tipo de protección comercial, y algunos expertos aseguran que el proceso es el inicio de lo que se le avecina a Panamá con la entrada en vigencia de los Tratados de Libre Comercio (TLC).

CONTENIDO