lunes, 2 de febrero de 2009

TRATADOS FAVORECEN EXPANSIONES

Son muchos los factores que deben tomar en cuenta las empresas antes de tomar la decisión de expandir sus fronteras, pero una de las principales recomendaciones siempre es conocer el mercado y las oportunidades. Muchas de estas oportunidades pudieron abrirse luego que Panamá terminará con los procesos para tener Tratados de Libre Comercio (TLC) con cada uno de los países centroamericanos. Por ejemplo, en países como El Salvador, una empresa extranjera no podía poseer más del 49% de las acciones de una compañía local y tampoco se podían establecer sucursales, estas situaciones cambiaron a raíz de la firma del TLC.

Pero antes que todo es importante no olvidar que a pesar que los tratados han abierto muchas puertas, los inversionistas deben tomar en cuenta los códigos de cada país al momento de analizarlos. Se debe conocer bien en cada uno de los países las reglas de exportación e importación, en especial las barreras arancelarias. Otros de los puntos superados en muchos países de Centroamérica fue la exclusividad de marcas territoriales.

En Centroamérica se están abriendo oportunidades interesantes en áreas como turismo, telecomunicaciones y construcción, pero en este último sector es mejor servir de asesores más que de desarrolladores. Los tratados de Libre Comercio definen un marco regulatorio con el que los países y sus sectores productivos se deben identificar, con miras a lograr una inserción efectiva en los mercados con los que se perfeccionan dichos instrumentos.

Por definición propia todos los acuerdos pretenden eliminar barreras arancelarias y no arancelarias que en la práctica son un desincentivo para el establecimiento de inversiones y por supuesto la prestación de servicios de cualquier naturaleza. Uno de los objetivos de estos tratados, es indagar en las reglas de competencia que existen en el mercado de destino de sus productos.

Obstáculos en estos sectores que se pueden traducir en una clara limitación para la expansión y el posicionamiento de nuestros productos y servicios en otros mercados. Casos muy concretos de oportunidades que han surgido dentro de las negociaciones y que se ligan a aperturas sectoriales ya concluidas con algunos socios comerciales, son, por ejemplo, el derecho al establecimiento de sucursales de bancos, la posible expansión de los proveedores de telecomunicaciones en la región y por supuesto la consolidación del sector distribución.

Fuente: Capital Financiero, 5 de enero de 2009.

No hay comentarios:

CONTENIDO