viernes, 26 de octubre de 2007

DISPUTA ENTRE COLOMBIA Y PANAMA.


El 23 de octubre de 2007, la Organización Mundial del Comercio (OMC) estableció ayer un panel arbitral para dirimir una disputa entre Panamá y Colombia, originada por las medidas restrictivas impuestas por Bogotá a las exportaciones de la Zona Libre de Colón.


El pasado 28 de septiembre, Colombia y Panamá mantuvieron la primera reunión ante el órgano de Solución de Controversias de la OMC para dirimir si era necesario establecer el panel, y Colombia argumentó que no es necesario, por lo que no se pudo establecer.


Bogotá insistió en que era necesario continuar trabajando en el marco de las consultas, mientras que Panamá reiteró la solicitud porque, a su entender, las medidas impuestas por Colombia afectan directamente la seguridad jurídica de aquellas actividades de reexportación que desarrollan proveedores nacionales e internacionales cuyo destino final es Colombia.


Dado que los dos países no llegaron a un acuerdo en el tiempo transcurrido, el panel quedó ayer firmemente establecido. Los países que actuarán como observadores de la disputa son Guatemala, Ecuador, Honduras, India, Estados Unidos y Taiwan.


Colombia notificó medidas de restricción de puertos y precios indicativos contra las exportaciones de la Zona Libre de Colón el pasado mes de julio. Es la segunda vez que el dilema se establece, dado que, en el mes de junio de 2005, Colombia estableció medidas aduaneras sobre mercancías originarias o procedentes de Panamá.


Tras las quejas panameñas y dos años de arduas negociaciones, en las que también intervino la OMC, ambas naciones llegaron a un acuerdo y firmaron un Protocolo de Procedimiento de Cooperación e Intercambio de Información Aduanera que entró en vigor en el mes de noviembre de 2006. Sin embargo, ocho meses después de la derogación de las medidas restrictivas, y con un convenio aduanero en vigencia, Colombia hizo caso omiso a la solución mutuamente convenida e introdujo nuevamente medidas con efectos similares.


Por ello los panameños solicitaron el establecimiento del panel arbitral. La Zona Libre de Colón, ubicada en la entrada del sector atlántico de Panamá, es considerada la segunda zona franca más grande del mundo y la primera en el hemisferio occidental. Tiene un movimiento comercial de más de 15 mil millones de dólares al año y aporta un 8% del producto interior bruto de Panamá.

CONTENIDO