jueves, 20 de noviembre de 2008

PANAMÁ DISPUESTA A NEGOCIAR MÁS TRATADOS

Panamá está siempre dispuesta a ampliar su apertura comercial y aprovechar la oportunidad de negociar más tratados si se le presenta la oportunidad de atraer nuevos socios al país. En la agenda de negociaciones actual se encuentra un tratado con Canadá, Cuba, con la Comunidad del Caribe (Caricom) y con Centroamérica para un acuerdo de asociación con la Unión Europea.

Los tratados de libre comercio que ha aprobado recientemente el país, más los que están vigentes suman más del 50% de los mercados actuales de la oferta panameña exportable y que le dan un marco de estabilidad a productores e inversionistas para planificar sus estrategias a futuro.

TLC con Canadá avanza
La eliminación de cualquier restricción que afecte el comercio entre Panamá y Canadá, y en particular la promoción de los servicios auxiliares marítimos, fue el centro del debate técnico de los equipos, el 29 de octubre durante la primera ronda de negociación para la firma del tratado de libre comercio (TLC), informó el Ministerio de Comercio e Industrias mediante un comunicado.

En esta primera etapa “se reafirma la consistencia y la complementariedad de las políticas económicas y regulatorias” desarrolladas por ambos países. Respecto al tema de contrataciones públicas, se definieron las normativas para la promoción de licitaciones públicas transparentes, así como las razones para promover contrataciones directas entre ambos mercados.

A la vez, se discutió la definición de las reglas de origen para que en la eventualidad de que cualquiera de las dos naciones adquiera insumos de terceros mercados y complete un proceso de producción, se puedan mantener las preferencias negociadas en el acuerdo.

El Gobierno panameño inició a finales de septiembre pasado consultas con el sector productivo nacional, previas al lanzamiento formal de las negociaciones con Canadá. El comercio total de Panamá con Canadá, incluyendo bienes y servicios, superó en 2007 los 700 millones de dólares, de los cuales solo el 10% son exportaciones panameñas hacia dicho mercado.
Fuentes:
La Prensa, 30 de octubre de 2008.
La Prensa, 27 de octubre de 2008.

PANAMÁ AÚN TIENE MUCHO QUE HACER PARA UN ACUERDO CON LA UNIÓN EUROPEA

Si Panamá quiere concretar el Acuerdo de Asociación Unión Europea (UE) -América Central (Ada), aún tiene mucha tela que cortar: Integrarse a la Secretaría de Integración Económica Centroamericana. El país también debe establecer un mecanismo jurisdiccional, aprobar el tratado con Centroamérica de servicios e inversión y firmar un acuerdo sobre Unión Aduanera, tal y como lo comprometió en la Cumbre de Viena. También es necesario diversificar la oferta exportable a la UE, cumpliendo con los altos estándares europeos.

Aunque faltan muchos aspectos que fortalecer, dos de los tres pilares están casi cerrados: los aspectos políticos, y de cooperación. En la parte comercial aún se analizan qué productos serán incluidos en las negociaciones. Panamá tiene una situación particular. Tiene aranceles suscritos con la Organización Mundial del Comercio (OMC) que no pueden ser eliminados, pero que sí pueden ser modificados. Además de estos aranceles, es necesario evaluar la libre circulación de la mercadería entre Panamá y Centroamérica; al igual que el establecimiento de un arancel externo común, que es uno de los requisitos de la UE para concretar el acuerdo.

Es necesario que se concrete el convenio, para que el país siga siendo competitivo para el mercado europeo. De nada sirve tener una buena logística, si no se tiene el acuerdo de asociación que incluye entre otras cosas un tratado de libre comercio. Si las conversaciones se mantienen al mismo paso, en 2009 se concretaría el acuerdo entre Centroamérica y la UE, pero no sería hasta el 2011 ó 2012 cuando se vislumbren los beneficios, período en el cual ya deben haber ratificado el convenio todas las partes.

Persiguiendo el cierre de las negociaciones, se realizará en diciembre una minironda comercial en Bruselas, Bélgica. En enero la ronda incluirá todos los aspectos y se realizará en el mismo país europeo. Pero en marzo de 2009 Honduras, país vocero de Centroamérica en las conversaciones con la UE, será sede de la que se espera sea la ronda final del Ada.

En las negociaciones no han existido conflictos. El único aspecto que tiene que renegociarse es la gestión de migración, para evitar algún tipo de desacuerdo. Los intereses entre la Unión Europea y Centroamérica para formular un Acuerdo de Cooperación fueron anunciados durante la IV Cumbre de Jefes de Estado de la UE- América Latina y el Caribe, celebrada en Viena a mediados de mayo del 2004.

La Unión Europea (UE) tiene un gran interés en que Panamá se integre al acuerdo de asociación que realiza con América Central. Esto facilitaría que la UE pudiera invertir en los megaproyectos, telecomunicación, en el sector financiero y ofrecer mejorías en las oportunidades de consumo a los europeos.

Actualmente Panamá es observador de los acuerdos en aspectos políticos, de cooperación y comerciales que adelanta la UE con Centroamérica. Mientras que entre las oportunidades que surgirían para el país, se destacan el crecimiento de los flujos comerciales y el acceso al mercado europeo, además de la consolidación de integración con Centroamérica y la protección de los intereses nacionales.
Algunos de los beneficios que recibiría el país, de acuerdo con los negociadores de la Unión Europea, sería ocupar un papel importante a nivel internacional, tanto en estabilidad política como en mejoras en el desarrollo económico. Durante la quinta ronda de negociación, realizada en Guatemala, se obtuvo un avance significativo en el área política y cooperativa, mientras que el área comercial se encuentra rezagada. Esto se debe a que incluye demasiados aspectos técnicos que deben ser evaluados con mayor atención.
Fuentes:
La Estrella de Panamá, 31 de octubre de 2008.
El Panamá América, 30 de octubre de 2008.

CONFORMAN COMISIÓN EXPORTADORA.

Autoridades del Ministerio de Comercio e Industrias y representantes de diversos gremios del sector exportador conformaron una comisión para tratar el problema del envío de mercancías refrigeradas. La iniciativa surge a fin de evitar que se presenten problemas durante el periodo de cosecha del próximo año.
La comisión también abordará temas relativos a la logística, gestión empresarial, transporte, información fitosanitaria y zoosanitaria y capacitación. Esta entidad es la encargada de buscar nuevos mercados a los productos de exportación y consolidar los que ya se tienen, facilitando la exportación de los productores a los mercados europeos y de Estados Unidos, principales socios comerciales de Panamá. En la comisión estarán representantes de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, Asociación Nacional de Porcinocultores y de la Asociación Panameña de Exportadores (APEX), entre otros.

Exportadores reducen su pronóstico de crecimiento
La Asociación Panameña de Exportadores (Apex) ha rebajado su previsión de crecimiento de las exportaciones a un 15%. A principios de año, Apex pronosticó un aumento del envío de mercancías de un 25% anual para los próximos cuatro años, lo cual “llevaría el valor de las exportaciones de bienes de los alrededor de mil millones de dólares actuales a unos 2 mil millones de dólares”. El sector, que creció hasta agosto 9.9% según la Contraloría, espera que el empuje del último tercio del año eleve a 15% el crecimiento de las exportaciones respecto a 2007.

Los exportadores esperan que en los siguientes años se pueda corregir esta situación para alcanzar el objetivo del 25% anual y aseguran que ya hay empresas que están siendo afectadas por la crisis económica y financiera de Estados Unidos, nuestro principal cliente. En este escenario, las empresas tienen que innovar y buscar otros mercados. Para ello serán de utilidad los nuevos tratados de libre comercio con Costa Rica, Cuba o Canadá.

Panamá y el resto de los países latinoamericanos no están fuera de peligro con la crisis financiera en Estados Unidos. Las economías latinoamericanas están empezando a sentir la falta de liquidez y una baja importante en la demanda de sus productos exportables, lo cual tendrá una incidencia en Panamá.

Según estimaciones, lo que se ha perdido en el mercado de inversiones en Estados Unidos en una semana, representa 65 veces, lo que produce Panamá en un año. Se insta a los exportadores panameños a que continúen la búsqueda de otros mercados para colocar sus productos, y evitar que la crisis norteamericana afecte a este sector de importante crecimiento en la economía del país.

Hablar de aumentar las exportaciones de un país en medio de una crisis económica es complicado. Pero, para Panamá es una meta impostergable si quiere duplicar sus exportaciones en los próximos cuatro años. Este año el crecimiento de las exportaciones ha aumentado un 10.4%, lo que representa 800 millones de dólares aproximadamente. Aunque no son períodos iguales, la proyección está basada en los mil 200 millones de dólares alcanzados durante el año 2007.
Fuentes:
El Panamá América, 8 de septiembre de 2008.
La Prensa, 21 de septiembre de 2008.
Crítica, 16 de octubre e 2008.

MICI PRESENTA NUEVA MARCA PAÍS

El gobierno panameño presentó su nueva “marca país” como la herramienta económica que consolidará a Panamá como destino internacional. Se dio a conocer por primera vez el logotipo y eslogan que identificarán desde el año entrante a todos los productos que representen al país. “Panamá, nación destino” es la frase que acuñó para el gobierno local la empresa de consultores internacionales “Global Partners”, que remedan el canal interoceánico que atraviesa el país y sus características esclusas.

La idea de incluir en la imagen-logo de la marca país una evocación del Canal de Panamá recoge tanto el interés del Gobierno de destacar un patrimonio de reconocimiento mundial, como resaltar el privilegiado enclave geográfico del país, punto de encrucijada internacional. La marca presenta a Panamá como un país pujante, destino de actividades exitosas que nos consolidan como la plataforma logística de las Américas, que incluye la Zona Libre de Colón (en el Atlántico), el centro bancario (en la capital) y el Canal.
La marca país debe ser de utilidad durante un plazo de entre cinco y ocho años, de acuerdo con las expectativas marcadas y los resultados obtenidos. El siguiente paso del Gobierno, es desarrollar el manual de uso de la marca y promover una campaña de adaptación tanto en el sector privado como en el público, dentro y fuera del país, para la que esperan contar también con asistencia internacional

COSTA RICA, SOCIO ESTRATÉGICO DE PANAMÁ

Costa Rica representa para Panamá uno de los principales socios comerciales a nivel mundial y a nivel del bloque centroamericano. Por ello, ambos países firmaron un Tratado de Libre Comercio.

Las transacciones comerciales de bienes originarios con este socio comercial superaron los 260 millones de dólares, sólo durante el 2006. Lo anterior, ubica a Costa Rica en la quinta posición a nivel mundial, siendo así uno de los principales socios comerciales con que cuenta Panamá, solo superado actualmente por países como Estados Unidos, Holanda, España y Suecia como destino de las exportaciones de Panamá. Costa Rica es el primer mercado de las exportaciones panameñas y cuarto proveedor de mercancías e insumos a Panamá.

En los últimos 4 años las exportaciones de Panamá hacia Costa Rica han mostrado indicadores constantes de crecimiento con picos por encima del 11%. En el 2006 las exportaciones panameñas de bienes producidos localmente aumentaron en 7 millones de dólares y solo al primer trimestre del año en curso las mismas han mantenido también un comportamiento con tendencia positiva.

El vecino país representa un importante mercado para la exportación de productos tales como quesos fundidos, leche evaporada, bebidas gaseosas, salsa de tomate ron y demás aguardientes de caña, jugos de fruta (melocotón, pera y durazno), jugos de legumbres y hortalizas, vinagre s vivos, envases para cervezas o bebidas gasificadas, aceites lubricantes de los tipos producidos nacionalmente, tintas de imprenta, colorantes y envases de pulpa moldeada para portar o envasar huevos.

El tratado, suscrito por ambas naciones el pasado 7 de agosto de 2007, fue aprobado por Panamá el 27 diciembre de ese mismo año, lo que le valió algunas críticas al sistema publico costarricense. El acuerdo permitirá a los ticos tener libre de aranceles el 92% de las exportaciones hacia Panamá. Entre los productos que se contemplaron en el TLC están los medicamentos, abonos, pinturas, preparaciones de belleza, plástico, láminas, tubos, llantas, papel, artículos de construcción, refrigeradoras, cocinas, textiles y calzado. No se contemplaron el arroz, azúcar, papa, cebolla, café en grano y tostado.
Fuentes:
El Panamá América, 27 de octubre de 2008.
La Prensa, 16 de octubre de 2008.

CHINA, UNA OPCIÓN REGIONAL

China es el tercer país que más importa productos de América Latina, absorbiendo el 14% de las exportaciones totales de la región. Además, anualmente unos 600 barcos chinos atraviesan el Canal de Panamá, lo que convierte a la nación asiática en el tercer mayor cliente de la vía acuática. América Latina ha pasado a ser el principal destino de la inversión extranjera de China, recibiendo una cuarta parte de la inversión extranjera directa total del país.

La inversión acumulada ascendió a 22.000 millones de dólares a finales de 2007. América Latina, con una población total de 548 millones de consumidores y un ingreso medio per cápita de 5.500 dólares, que duplica con creces el ingreso per cápita de China, es un mercado muy atractivo para china. China y América Latina comparten los mismos objetivos de desarrollo y tienen intereses comunes en una amplia gama de esferas.

Ambas partes se encuentran actualmente ante una oportunidad histórica de crecimiento sin precedentes y deberían aprovecharla de manera segura, pragmática y creativa. En opinión de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), los gobiernos de América Latina y el Caribe deben redoblar sus esfuerzos para identificar y aprovechar las posibles complementariedades derivadas de una mayor integración con China.

Esto, argumenta, teniendo en cuenta los riesgos que enfrenta hoy la economía mundial y su nueva geografía centrada cada vez más en la región de Asia-Pacífico. Para este organismo regional, América Latina debe crear alianzas comerciales birregionales, aumentar la cooperación en materia de innovación y de capital humano, a fin de diversificar el comercio y agregar más valor y conocimiento a las exportaciones.
De igual manera, debe colaborar para promover condiciones más estables con China. Este año se cumple el trigésimo aniversario desde la aplicación de la política de reforma y apertura en China. En las tres últimas décadas, su crecimiento económico ha promediado un 9% al año. El PIB per cápita se multiplicó por 11 y el volumen del comercio exterior aumentó 95 veces.

CONTENIDO