CONTENIDO

viernes, 9 de mayo de 2008

CRECE LISTA DE PRODUCTOS EXPORTABLES NO TRADICIONALES


Atrás quedaron los años en donde solo se hablaba del banano y de los camarones como los únicos productos panameños no tradicionales de exportación. Ahora, trozos de frutas congeladas, deshidratadas, jugos, sazonadores en polvo, yuca, plátano y café orgánico, son comercializados con éxito en 27 países de la Unión Europea, así como en Taiwán, Colombia, Puerto Rico, México y Costa Rica.

Otros productos que se añaden a la lista para la exportación son el otoe, ñame, ají picante, papaya, pepino, chayote, orquídeas, palmitos, calabacín y noni, además del jengibre. Datos del Ministerio de Comercio e Industrias indican que en 2006-2007 los productos no tradicional exportables registraron ingresos por 98 millones de dólares, o sea, un 21% más que durante el período anterior. En su conjunto, los agroexportadores enviaron al exterior unos 6 mil 98 contenedores.Los agroexportadores han tenido que fijar su mirada en nuevos nichos de mercado, buscando una mayor rentabilidad.


Aunque Estados Unidos continúa siendo el principal destino de los productos panameños, la debilidad del dólar y la crisis económica que atraviesa han hecho que en estos momentos en ese mercado se tenga un "crecimiento limitado". Prueba de ello es que actualmente entre los países en donde existe mayor demanda por los productos locales están España, los Países Bajos, Suecia, Bélgica e Italia, entre otros.

Las variantes al alza en el costo de los hidrocarburos y los insumos agropecuarios han incrementado entre un 20% a un 25% la actividad no tradicional. En el 2007, por ejemplo, cultivar una hectárea de sandía representaba un costo de producción de $3,200, pero que de diciembre a marzo pasado subió a $4,200, reduciendo el margen de ganancia.

Problemas con las navieras
Los agroexportadores nacionales vienen afrontando problemas debido a que las compañías navieras no tienen espacio en sus barcos. Ahora que los productores han logrado sortear toda clase de problemas, como el alza en el combustible, en fungicidas, en la urea y en otras materias primas, se encuentran con que el producto terminado no puede llegar a su país de destino.


Los Agroexportadores han manifestado que el Gobierno debiera hablar con las navieras para buscarle solución a este problema que afecta a miles de agricultores de distintas partes del país. La odisea de los agroexportadores empezó a principios de año cuando tuvieron un atraso en la producción, debido a las lluvias que se extendieron más de lo normal.


Cifras de la Contraloría General indican que en enero de este año el melón exportado bajó su valor en 59,3% y el peso en 65,0%, y la sandía su valor exportado en 65,1% y el peso en 66,9%, al compararlo con igual período del año pasado. Sin embargo, la exportación de piña registró tasas positivas de 17,2% en su valor exportado y 23,1% en el peso.

Guerra del melón
Los exportadores panameños de melón y sandía se someten a estrictas medidas sanitarias y fitosanitarias para la exportación de estas frutas al mercado europeo y estadounidense. Por esta razón, será casi imposible que nuestro país experimente una situación como la de Honduras, donde supuestamente enviaron melones hacia los EE.UU. contaminados con salmonella.


De acuerdo al Ministerio de Desarrollo Agropecuario, Panamá cumple a cabalidad las normas sanitarias Eurocap, establecidas por inspectores europeos que son aplicadas también por los EE.UU. que garantizan un producto de calidad. No hay por qué temer de correr un riesgo en ese sentido, ya que los agroexportadores nacionales aplican medidas extras que cumplen a cabalidad.
Por su parte, la Gremial de Agroexportadores de Productos No Tradicionales de Panamá (GANTRAP) reafirmó que unas 30 plantas empacadoras para exportaciones son inspeccionados por el departamento de Vigilancia Vegetal del MIDA y contratan servicios privados de laboratorios, quienes efectúan pruebas para medir la calidad de agua desde los cultivos y aplicaciones adecuadas de productos en el proceso de selección y empaque.


Las empresas empacadoras han pasado por las auditorias internas de este año que aseguran el proceso de exportación hacia los diversos mercados. Aunque el periodo de cosecha de este año no ha concluido, según cálculos de GANTRAP, se estima que saldrán desde Panamá unos 4,200 contenedores hacia diferentes mercados.